Cake pops (probando máquina) Receta básica


¡Como una niña con zapatos nuevos! Con mi aparatejo para hacer cake pops. 

Tenía muchas ganas de probar la máquina de cake pops, ese tipo de aparatos de cocina, que no son para nada necesarios, pero no puedes frenar el impulso de comprarlos.  Hace poco que lo adquirí y estaba deseando utilizarlo.

Para empezar, utilicé una receta básica. No quería complicarme mucho, no fuera a resultar un churro.
Es una receta muy sencilla, al igual que la cobertura, chocolate decorado con confeti de colores. 


Ingredientes para el bizcocho

100 gr. de azúcar
1 cdita de azúcar avainillada. 
100 gr de mantequilla
100 gr. harina 
50 gr de leche
2 huevos.
1 cdita de levadura e polvo
40 gr. de almendras molidas.
1 pizca de sal

  1. Mezclamos el azúcar, el azúcar avainillado, la mantequilla y la sal en un bol y batimos hasta formar una crema.

  2. Incorporamos los huevos, de uno en uno, batiendo después de incorporar cada uno.

  3. Mezclamos la harina y la levadura. E incorporamos la mezcla al bol, junto con la leche. Lo hacemos poco a poco, alternando la harina y la leche. 

  4. Continuamos batiendo

  5. Incorporamos las almendras molidas

  6. Batimos hasta obtener una mezcla homogénea.





Es el momento de probar la máquina ᕙ(^▿^-ᕙ)

Para que el interior fuera bicolor, he dividido mi mezcla en dos partes y he coloreado cada una con un poco de colorante, rosa y verde.


Simplemente hay que llenar las cavidades con la masa, yo he llenado la mitad con un color y el completado el hueco con el otro.


Esperamos entre 5 a 7 minutos y ya solo tenemos que sacar nuestras bolitas.







 Cobertura


Para la cobertura simplemente he fundido una tableta de chocolate para repostería.

Para cubrir las bolas solo hay que introducirlas en el chocolate e ir girándolas hasta que estén recubiertas por completo.

Para evitar que por el peso del chocolate las bolas se resbalen por los palos, es mejor mojar con un poco del chocolate la punta antes de clavarlo en la bola de bizcocho, y meterlo por unos 10 minutos en el frigorífico, antes de cubrir el resto de la bola con el chocolate.

A continuación, repartimos por encima del chocolate el confeti y ya solo falta esperar a que el chocolate termine de endurecerse.






La conclusión final, es que la máquina es bastante práctica. No tienes que hacer el bizcocho primero, desmigarlo y darle forma. Queda más ligero ya que no está mezclado con mantequilla, ni queso de untar, ni crema de chocolate... o con lo que formemos las bolas, que queda más húmedo y pastoso.

También se podría usar moldes de horno y te ahorrarías igualmente el paso de desmigar, mezclar y formas las bolas. Eso sí, con la máquina, llenas los huecos directamente y los haces, sin tener que primero llenar los moldes y meterlos al horno, me resulta menos engorroso, y se hacen más rápidos que en el horno. 

XOXO ٩(͡๏̯͡๏)۶

¡SIGUEME Y NO TE PIERDAS NADA!
Twitter Facebook Instagram Pinterest Google+
Leer más...

Merenguitos, suspiros de merengue

Los merenguitos, un clásico para aprovechar las claras de huevo que nos sobran de otras recetas. 

Se trata de un delicioso dulce elaborado a base de clara de huevo batida y azúcar. Realmente son muy, pero muy fáciles de hacer.

Cuanto más fino sea el grano del azúcar mejor, preferiblemente se emplea azúcar glas. No se debe utilizar azúcar con alto grado de humedad.

Para conseguir un merengue perfecto es muy importante que las claras de huevo estén a temperatura ambiente.

Los merenguitos se hornean a una temperatura muy suave por lo que el proceso es un poco largo. Este es el único inconveniente, ya que como ya he dicho la elaboración es muy sencilla.

El color varía desde un blanco a un amarillo pálido, dependiendo del azúcar empleado. Si quieres darles un toque más divertido puedes emplear colorantes alimenticios y hacerlos de distintos colores.



Dice la leyenda que los merengues fueron inventados por un cocinero italiano, Gasparini, en torno al 1600 en el pueblo suizo de Meringuen, de ahí su nombre. Y los primeros fueron servidos en Francia, donde se pusieron muy de moda en la corte francesa.

Vamos con la receta, ya veréis que no os engaño, es muy sencilla 


Precalienta el horno a 80ºC y pon papel de hornear en la bandeja.

Pon las claras en un bol, incorpora la sal y bate hasta que estén espumosas.



Cuando veas picos suaves, incorpora el azúcar en forma de lluvia. Sigue batiendo hasta conseguir un merengue firme, con picos duros. Debemos evitar sobrebatir las claras.



Añade el extracto de vainilla y el azúcar glas tamizado poco a poco, mientras vas mezclando con una espátula de silicona con movimientos ascendentes, cuando termines de incorporar el azúcar glas para de mezclar, tenemos que evitar que se baje el merengue.



Si quieres merenguitos de diferentes colores, separa partes de la masa en diferentes bols, añade los colorantes de los colores que quieras y mezcla bien.



Pon el merengue en la manga pastelera con la ayuda de una espátula. Si no tienes manga pastelera puedes hacer porciones con una cuchara.

Empieza a hacer los merenguitos sobre la bandeja de horno con una separación de 1 cm entre ellos.



Hornea aproximadamente de 1 hora y media a 2 horas.

Saca del horno y deja enfriar de 5 a 10 minutos.



 Ya podemos darnos el gusto, advierto que una vez que empiezas ya no puedes parar 

XOXO ٩(͡๏̯͡๏)۶

¡SIGUEME Y NO TE PIERDAS NADA!
Twitter Facebook Instagram Pinterest Google+
Leer más...

Cómo hacer toffee casero (salsa de caramelo)


¡Hola a tod@s!

Esta es una receta muy sencilla. Una riquísima salsa de caramelo, que nos servirá para acompañar nuestros postres. 

Podemos usarla en helados, galletas, tartas, magdalenas... esta deliciosa salsa tiene mil usos. Alegará nuestros desayunos y meriendas. 





Se hace muy rápido y tan solo tiene dos ingredientes


Primero tenemos que hacer el caramelo. Ponemos un cazo al fuego e incorporamos en azúcar. Echamos unas gotas de agua. Dejamos calentar hasta que se funda por completo y adquiera color tostado. Con cuidado de que no se queme.

Mientras hacemos el caramelo, calentamos un poco la nata. Podemos hacerlo en otro cazo o en el microondas.

Cuando el caramelo esté listo, agregamos la nata con cuidado  y mezclamos. Seguimos removiendo hasta que se incorpore por completo y obtengamos una mezcla homogénea.




Si incorporamos la nata caliente se mezclará con más facilidad con el caramelo, pero hay que tener cuidado al echar la nata ya que puede hervir y quemarnos al subir.

Dejamos templar un poco, la salsa espesará aún un poco más. Y ya está lista para consumir.

Podemos darla muchos usos. Para acompañar o como relleno de bizcochos, tartas... Podemos usarlo para untar en galletas, tostadas. Con unas crepes está buenisimo. Y como topping para helado mnnnn

Seguro que podéis encontrar muchos más usos, ya podéis poneros a hacerla, ¡no será la única vez!

XOXO  ٩(͡๏̯͡๏)۶


¡SIGUEME Y NO TE PIERDAS NADA!
Twitter Facebook Instagram Pinterest Google+
Leer más...

Cómo hacer azúcar invertido



¡Hola a tod@s!

 Si tenéis el hábito (buen hábito) de leer las etiquetas de los alimentos para saber los ingredientes que contienen, habréis leído en más de una ocasión, azúcar invertido, sobre todo en productos de repostería.

¡Pues hoy vamos a preparar azúcar invertido en casa! Nos servirá como ingrediente de muchas recetas, como bizcochos, magdalenas, panes... y si nos gusta hacer helado casero, viene fenomenal para evitar que cristalice y queden más cremosos.


¿Qué es el azúcar invertido?

Es un jarabe que se obtiene del proceso de inversión del azúcar a través de la hidrólisis que separará la sacarosa en sus dos componentes, fructosa y glucosa. Tiene mayor poder endulzante que el azúcar común.
Se utiliza  para mejorar la fermentación de las masas y ayuda a retener la humedad, manteniendo más tiempo tiernos los productos elaborados. 
Hay que tener en cuenta que en las recetas no se debe sustituir todo el azúcar común por azúcar invertido, el porcentaje a sustituir dependerá del tipo de producto que preparemos.


Ingredientes

 500 gr. de azúcar.                     
  150 ml. de agua.                       
  2,5 gr. de bicarbonato sódico. 
  2,5 gr. de ácido cítrico.           

Podemos comprar en ácido cítrico y el bicarbonato por separado, o usar sobres gasificantes para repostería que venden en grandes superficies de alimentación. Contienen un sobre de bicarbonato y otro de ácido (en el ejemplo ácido tartárico). También podemos sustituir el ácido cítrico por zumo de limón.



Cómo prepararlo
  1. Mezclamos el azúcar, el agua y el ácido cítrico en un cazo y lo ponemos al fuego, removiendo de vez en cuando
  2. Cuando comience a hervir retiramos del fuego.
  3. Dejamos que enfríe hasta que alcance una temperatura de unos 50º.
  4. Incorporamos el bicarbonato sódico y mezclamos.
  5. Envasar en un bote hermético.


Proporciones a sustituir por azúcar invertido en las recetas

Repostería: entre un 10% y un 20%

Panadería: un 50%

Heladería: un 25%


Solo tenemos que calcular el porcentaje a sustituir sobre la cantidad de azúcar común que tenga nuestra receta.
Si lo usas comprobaras que tus masas son mucho más esponjosas y los helados más cremosos


XOXO  ٩(͡๏̯͡๏)۶ 

¡SIGUEME Y NO TE PIERDAS NADA!
Twitter Facebook Instagram Pinterest Google+
Leer más...

Gofres de chocolate blanco y canela

¡Hola a tod@s!

Hoy vengo con la receta de uno de mis postres favoritos, gofres. Además de por lo buenos que están, este postré tiene para mí cierto aire nostálgico. Cada vez que veo, huelo o saboreo... mmmm... uno, es inevitable que lleguen a mi mente imágenes de los veraneos de mi infancia.

Cuando era niña, siempre veraneaba junto con mi familia al mismo "municipio playero", todos los veranos, uno tras otro (era lo que se llevaba entonces) (◐.̃◐)

Junto al paseo marítimo había un remolque de gofres. El olor a gofres y chocolate se percibía a distancia, según ibas acercándote por la calle que llevaba hasta el paseo, el olor se hacía cada vez más y más intenso. Cuando llegabas a la altura del remolque ¡tenías un hambre voraz!

Por aquello de que estábamos de vacaciones, mis padres eran mucho menos severos con la alimentación, y casi todas las tardes caía algún gofre rebosante de chocolate.



Sin cole, sin restricciones caloríficas ni de azúcares.  Los veranos eran maravillosos

Aquellos eran los clásicos gofres belgas con sirope de chocolate. Para no repetir una y otra vez con los mismos gofres, esta receta es una variante. La masa incluye canela y chocolate blanco.




También suelo preparar la receta clásica, en realidad sigue siendo mi favorita ;) 


ELABORACIÓN


Rallamos el chocolate blanco y reservamos.

En un cuenco, incorporamos los huevos y batimos. Añadimos la mantequilla derretida y continuamos batiendo. A continuación incorporamos el azúcar, batimos un poco más. 

Mezclamos los ingredientes secos,  la harina, la levadura, la canela en polvo y la sal. Tamizamos e incorporamos al cuenco, poco a poco, sin dejar de batir la mezcla.  Unimos todo bien hasta que consigamos una mezcla lisa y uniforme. 

Incorporamos el chocolate blanco rallado y mezclamos suavemente con movimientos envolventes. 



Una vez tenemos preparada la mezcla, hay dos opciones. 
  1. Gofrera 
  2. Moldes de gofres para horno. 

Si los hacemos en la gofrera, untamos un poco de aceite en cada una de las placas, arriba y abajo. Encendemos y dejamos calentar. En mi gofrera se enciende una luz verde cuando está lista para usarse, pero eso depende de cada modelo. 

Cuando este caliente,  verteremos dos cucharadas, bien colmadas, de la mezcla sobre cada cavidad de la gofrera. Los dejamos entre tres a cinco minutos (dependerá lo tostados que queramos los gofres). 

Si los hacemos en el horno, precalentamos el horno a 220º. Engrasamos con aceite el molde que vamos a utilizar. Rellenamos con  cucharadas de la mezcla cada uno de los huecos del molde hasta cubrir los picos. Introducimos en el horno y horneamos unos 15 min. 
Retiramos los moldes del horno y desmoldamos dándoles la vuelta, sobre la bandeja del horno. Dejamos hornear otros 5 min aprox. para que se dore la otra cara  de los gofres, el lado con los huequitos.  


Una vez sacamos los gofres de la gofrera o el horno, podemos acompañarlos como más nos guste. Chocolate (lo más típico), caramelo, nata, siropes de frutas, etc. Las posibilidades son amplias.

Como la masa ya lleva chocolate, he acompañado los gofres con sirope de fresa casero. Para que no fuera chocolate con chocolate... aunque con lo que me gusta el chocolate, para mí no es demasiado 

Si quieres preparar sirope de fresa casero:


Y hasta aquí la receta, que entre batallitas, fotitos, y dibujitos se ha hecho larguísimo.

XOXO  ٩(͡๏̯͡๏)۶

Aún me queda una ...



¡SIGUEME Y NO TE PIERDAS NADA!
Twitter Facebook Instagram Pinterest Google+
Leer más...

Sirope de fresa casero



El sirope de fresa casero es más sano que los siropes que habitualmente venden en los supermercados, ya que el porcentaje de fruta es mucho mayor y no llevan aditivos. 
Se puede incorporar en muchas recetas, es ideal para acompañar bizcochos y tartas, ¡a mí con la tarta de queso me chifla! También podemos incorporarlo a yogures, helados ... Mmmmm

Además es fácil y rápido de preparar, con muy pocos ingredientes. 


 
ELABORACIÓN

  1. Pesar, lavar  las fresas  y quitar el pedúnculo.
  2. Licuar las fresas junto con el zumo de limón.
  3. Mezclar con el azúcar en un cazo y poner a fuego lento durante 15- 20 minutos. Removiendo de vez en cuando.
  4. Colar.

Ya podemos disfrutar de nuestro delicioso sirope de fresa casero
XOXO  ٩(͡๏̯͡๏)۶


¡SIGUEME Y NO TE PIERDAS NADA!
Twitter Facebook Instagram Pinterest Google+
Leer más...

Leche condensada casera. Receta.



Hola a tod@s,

¿Quieres realizar  una receta que lleva leche condensada pero no tienes y no puedes ir a comprarla? , todavía te queda una opción, solo debes tener leche en polvo y azúcar para preparar leche condensada casera.

Es una receta muy fácil de hacer que a mí me ha sacado de más de un apuro. 

TOMA NOTA DE LOS INGREDIENTES:



        1. 350 gr. De leche en polvo
        2. 500 gr. De azúcar.
        3. 200 ml. De agua.
El procedimiento no puede ser mas simple. Mezclamos todos los ingredientes, la leche en polvo, el azúcar y el agua, en un cazo. Ponemos a calentar a fuego lento, removiendo de vez en cuando. Al principio tendrá una consistencia arenosa y pastosa, no te preocupes, se irá deshaciendo y adquiriendo una textura más líquida.
Cuando tenga una textura cremosa retirar del fuego, pero ten en cuenta que espesará un poco más, a medida que se vaya enfriando.





Ya podemos disfrutar de nuestra deliciosa leche condensada, a mí me chifla con el café....

      
       ¿Y a ti?





     
XOXO  ٩(͡๏̯͡๏)۶

¡SIGUEME Y NO TE PIERDAS NADA!
Twitter Facebook Instagram Pinterest Google+
Leer más...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...