Cómo hacer mantequilla casera

Receta para elaborar mantequilla casera a partir de nata 

La mantequilla es uno de esos ingredientes imprescindibles en la cocina, sobre todo si eres aficionado a la repostería, donde se le da multitud de usos. Te resultará un ingrediente imprescindible para hacer tus postres caseros como galletas, bizcochos y tartas.

Seguro que en más de una ocasión al ir a preparar una receta te has encontrado que no tienes uno de los ingredientes más importantes 😖 No te apures, muchos de estos ingredientes pueden hacerse fácilmente en casa.

En el caso de la mantequilla puedes hacer tu propia mantequilla casera con un proceso muy sencillo si dispones de nata o crema de leche.

Merece la pena conocer este sencillo procedimiento, nunca se sabe cuándo necesitarás darle uso


La calidad de la mantequilla dependerá de la calidad de la nata que uses. Solo tienes que tener en cuenta el porcentaje de grasa que tiene la nata, debe ser al menos de 35%.

A partir de este proceso puedes hacer distintas variedades, con o sin sal, con azúcar o agregar alguna especia... podrás hacer mantequilla a tu gusto o adaptada al uso que se le vayas a dar.



¿Cómo hacer mantequilla casera?

Básicamente consiste en batir, batir y batir.

Lo único que tienes que hacer es poner la nata en un recipiente y con la batidora eléctrica comenzar a batir a una velocidad baja.

Según veas que la nata comienza a montarse puedes ir subiendo la velocidad de la batidora.


Continúa batiendo y la nata comenzará a bajar y adquirirá un aspecto como de cortarse, esto es porque comenzará a separarse el suero de leche. Por una parte, tendrás trozos de una especie de pasta, y por otra, un líquido blanquecino.

Si vas a echar sal, azúcar u otro ingrediente, hazlo en este momento y bate un poco más.



Una vez tengas la mantequilla separada de suero tendremos que retirar el suero para dejar solo la mantequilla.

Puedes hacerlo colándolo, utilizando una gasa o tela fina. Coloca la gasa sobre un colador, introduce la mantequilla con el suero y cuelga la gasa sujetándola por los extremos. Tendrás que dejarlo hasta que se haya filtrado todo el suero de leche. O presiona con una pala o cuchara sobre la mantequilla para que salga el líquido.

También puedes utilizar solo la pala de madera para ir presionando sobre la pasta e ir sacando el suero de leche. Solo tienes que ir presionando con la pala para ir escurriendo el líquido e ir retirándolo del recipiente.



 Deja reposar, puedes poner tu mantequilla en un molde para darle forma.

Y con estos estos sencillos pasos ya tendrás mantequilla y no renunciar a ese esponjoso bizcocho que tenías en mente.

XOXO  ٩(͡๏̯͡๏)۶

¡SIGUEME Y NO TE PIERDAS NADA!
Twitter Facebook Instagram Pinterest Google+

Cómo hacer puré de calabaza asada para utilizar en diferentes recetas

Cómo asar calabaza, preparar puré y conservar para usarla en la elaboración de otras recetas

Estamos en plena temporada de calabazas y es un buen momento para hacer acopio de esta típica verdura de otoño y así poder preparar riquísimas recetas durante meses.

El puré de calabaza asada es la base para muchas recetas, podemos usarla para preparar platos dulces o salados. En repostería se utiliza para preparar desde la típica tarta de calabaza, un postre tradicional en Estados Unidos, a bizcochos, cupcakes, galletas, pasteles...

También podemos hervir la calabaza o prepararla al vapor para elaborar el puré, pero la calabaza asada intensifica su sabor y obtendremos un puré más sabroso.











¿Cómo preparar la calabaza asada?

Precalentamos el horno a 200º con calor arriba y abajo.

Primero lavamos bien la calabaza para retirar cualquier resto de tierra o suciedad que pueda estar adherida a la cáscara.

Tenemos que dividir la calabaza por la mitad, hacemos un corte trasversal o longitudinal, dependiendo de la forma de nuestra calabaza, con un cuchillo bien afilado y con cuidado, ya que la cáscara de la calabaza suele ser bastante dura.

Con una cuchara retiramos las pipas y los filamentos del centro de la calabaza. Las pipas podemos guardarlas y aprovecharlas secándolas y tostándolas


No vamos a agregarles nada para poder usarlas tanto para preparar recetas dulces como saladas. Asamos las calabazas tal cual sin echar ni azúcar, ni sal, ni ninguna especia.


Una vez retiradas las pipas y filamentos colocamos las dos mitades boca abajo en una bandeja de horno forrada con papel de hornear.


Vertemos en la bandeja una taza de agua y dejamos hornear durante unos 30 - 40 minutos (el tiempo puede variar según el tamaño de la calabaza).

Pasado el tiempo de horneado, apagamos el horno, damos la vuelta a las calabazas y las dejamos enfriar dentro del horno.

¿Cómo preparar el puré?

Una vez asada, la carne de la calabaza debe estar blandita y es fácil de extraer con una cuchara.

Sacamos toda la carne y la colocamos en un bol. Podemos aplastar la pulpa de la calabaza con un tenedor hasta obtener una pasta, o si queremos un puré con una textura más fina, licuarlo con una batidora.



Conservar el puré de calabaza

Para conservar el puré de calabaza en perfecto estado y poder realizar recetas durante todo el año solo tenemos que congelar el puré.

Distribuimos porciones en bolsas de congelación y las mantenemos en el congelador hasta que queramos darles uso.


Ya tenemos listo nuestro puré de calabaza asada con el que podemos preparar, por ejemplo, un delicioso y esponjoso bizcocho

bizcocho de calabaza


XOXO  ٩(͡๏̯͡๏)۶

¡SIGUEME Y NO TE PIERDAS NADA!
Twitter Facebook Instagram Pinterest Google+
Leer más...

Mermelada de Kaki o caqui

     Receta para elaborar una mermelada casera de kaki

Con el otoño 🍁 nos llega el Kaki o caqui. Una fruta deliciosa de sabor dulce y textura suave. Además, posee un notable valor nutritivo, es rica en aminoácidos y una fuente importante de vitaminas A y C.

Es el momento de aprovechar este producto de temporada e incluirlo en nuestras recetas. Y no puede faltar una rica mermelada de kaki, que nos permita disfrutar de esta deliciosa y dulce fruta durante más tiempo.

Una curiosidad: el cultivo del caqui se remonta al siglo VIII en China y Japón. Una leyenda japonesa cuenta que la planta del caqui surgió de una grieta producida por la caída de un gigante, al ser derrotado por un samurái.


Para realizar la mermelada es aconsejable que los kakis estén maduros, ya que es en ese momento cuando están más dulces y tienen más sabor

Ingredientes mermelada caqui persimon
  • 800 gr de Kakis o caquis pelados y troceados

  • 560 gr de azúcar

  • 1 limón (el jugo)

  • 1 vaina de vainilla, 5 clavos de olor o una ramina de canela (al gusto de cada uno)





Elaboración

  1. Pela los kakis, extrae las semillas y córtalos en pequeños dados. Las semillas se encuentran en la zona del corazón. 

  2. Exprime el zumo de el limón. 

  3. Coloca en un cazo el azúcar, el zumo de limón y lo que hayas elegido para aromatizar: la vaina de vainilla, la canela o los clavos.  Mezcla para crear el almíbar.

  4. Incorpora los trozos de kaki. Remueve, cubre el cazo y deja macerar unas 5 horas. 

  5. Pasado el tiempo de maceración, lleva el cazo al fuego, a fuego bajo-medio, durante aproximadamente 1 hora. Remueve de vez en cuando para evitar que se pegue.

  6. Cuando adquiera la consistencia deseada, ten en cuenta que la mermelada terminará de espesar al enfriar, retiramos del fuego y ya podemos envasar. 

Para una mejor conservación esteriliza los frascos antes de envasar la mermelada. Aquí puedes ver el proceso casero para hacerlo


Ya puedes disfrutar de una rica mermelada de caqui para tus desayunos y meriendas otoñales. Puedes tomarla en tostadas de pan con un poco de mantequilla, también acompaña muy para tapas dulces, con queso esta buenísima. La puedes añadir al yogur o hacer deliciosos postres, como "Thumbprint cookies" (galletitas de mantequilla)

XOXO  ٩(͡๏̯͡๏)۶



¡SIGUEME Y NO TE PIERDAS NADA!

Twitter Facebook Instagram Pinterest Google+
Leer más...

Mermelada de cerezas 🍒

 Receta para elaborar mermelada de cerezas casera

Esta deliciosa mermelada, muy fácil de preparar, nos permite disfrutar de esta fruta de verano durante más tiempo.

Acompañando una tostada está buenísima, pero además, podemos utilizarla como ingrediente de muchos postres, es ideal para tartas.

Es una receta muy sencilla y rápida de elaborar. Lo más pesado es deshuesar las cerezas, si disponemos de un deshuesador el trabajo se hará mucho más sencillo.


INGREDIENTES

Elaboración

Primero tienes que deshuesar todas las cerezas y quitar los rabillos.

Exprime el zumo de limón.

Coloca en un cazo las cerezas, el zumo de limón y el azúcar. Mezcla todo bien.

Pon el cazo al fuego a temperatura máxima hasta que rompa a hervir, en ese momento baja el fuego a temperatura media.

Continúa la cocción durante 20-30 minutos.  Durante ese tiempo debes mover de vez en cuando para evitar que se pegue el azúcar.

No esperes a que espese mucho ya que la mermelada terminara de espesar por completo cuando enfríe y cambiara la textura final.

Pasado el tiempo retira del fuego y envasa.





Trucos y recomendaciones

Si no quieres una textura con trocitos, tritura la mermelada con la batidora.

Las cerezas no tienen mucha pectina por lo que no es una mermelada espesa. Si quieres una mermelada muy espesa deberás añadir pectina o algún gelificante como gelatina o agar agar. También puedes añadir a la cocción pieles de manzana, que tiene mucha pectina, para que sea más espesa.

Es conveniente esterilizar los frascos y las tapas, sobre todo si vas a hacer mucha cantidad y vas a tardar en consumirla.

Aquí puedes consultar el proceso casero para esterilizar frascos:


¡SIGUEME Y NO TE PIERDAS NADA!
Twitter Facebook Instagram Pinterest Google+
Leer más...

Yogur de naranja y miel (yogurtera)

Receta para elaborar yogur casero de naranja y miel (con yogurtera)

Una de las ventajas de hacer nuestros propios yogures es que podemos hacerlos de los sabores que queramos. Muchos sabores son difíciles de encontrar en tiendas, como el yogur de naranja.

El yogur de limón si es muy popular y común, sin embargo, este otro cítrico no es tan sencillo de encontrar.

La buena noticia, si se nos antoja un yogur de naranja, es muy sencillo de hacer. 

En esta ocasión vamos a utilizar miel en lugar de azúcar para edulcorar el yogur. Naranja y miel. Una combinación que parece un remedio para el catarro, pero que está buenísimo.

¿Cómo se hace?
  1. En un cazo, ponemos la leche y la ralladura de las naranjas y llevamos al fuego hasta que comience a hervir, bajamos el fuego y dejamos cocer de 5 a 10 minutos más.

  2. Dejamos que enfríe un poco e incorporamos la leche en polvo, la miel y el yogur natural. 

  3. Mezclamos hasta que esté todo bien integrado. 

  4. Podemos colar la mezcla si no queremos encontrar los trocitos de ralladura el yogur, o dejar la ralladura

  5. Repartimos la mezcla en los tarros de la yogurtera y ponemos en funcionamiento. Debemos dejarlos en la yogurtera entre 10 a 12 horas. 

  6. Una vez pasado ese tiempo, sacamos los yogures, tapamos y dejamos enfriar. 

  7. Guardamos en el frigorífico.



Y a disfrutar de los deliciosos yogures de naranja y miel...

XOXO  ٩(͡๏̯͡๏)۶

¡SIGUEME Y NO TE PIERDAS NADA!
Twitter Facebook Instagram Pinterest Google+
Leer más...

Helado de créme fraîche y limón

Receta para hacer helado casero de créme fraîche y limón

Ahora, que con este calor, un refrescante helado sienta tan bien, vamos a preparar un helado casero que es una delicia.
Helado de créme fraîche y limón

La créme fraîche es una crema fresca de origen francés. Podemos encontrarla en tiendas en formato de tarrina, aunque ya aprendimos a elaborarla de forma casera en el blog.
https://elokupadelacasitadejengibre.blogspot.com/2018/06/como-hacer-creme-fraiche.html
Cómo hacer créme fraîche
Es un helado muy sencillo de preparar , al estar la créme fraîche elaborada con nata, solo tendrás que mezclar 4 ingredientes para hacerlo, sin tener que preparar previamente la típica crema inglesa con la que se elaboran la mayoría de los helados.

Es una crema cremosa y un poco ácida, con un ligero sabor a nueces y a mantequilla. Junto con el limón, se elabora un delicioso y refrescate helado con textura de mousse y el toque ácido del limón.


Si quieres un helado más cremoso y evitar que se cristalice, puedes sustituir parte del azúcar por azúcar invertido. En los helados el porcentaje a sustituir es de un 25%. Por lo que en esta receta utilizaríamos:
  • 105 gr. de azúcar en polvo
  • 35 gr. de azúcar invertido
El azúcar invertido también es muy fácil de preparar en casa, puedes comprobarlo aquí:


¿Cómo se hace?

  • En un bol añadir la leche y el azúcar. Removemos bien hasta que el azúcar se disuelva por completo. 
  • Añadir la créme fraîche y la ralladura de limón y batir hasta obtener una mezcla homogénea

Si tenemos heladera

  • Tapar el bol y lo metemos al frigorífico por una hora para que se enfríe.
  • Echar la mezcla en la heladora y poner en funcionamiento según las instrucciones

Si no tenemos heladera

  • Meter la mezcla en el congelador por una hora
  • Sacar del congelador y remover bien para romper los cristales de hielo que se forman
  • Volvemos a meterla en el congelador por otra hora
  • Volvemos a remover... Continuamos con esta operación hasta que este sólido, con textura de helado. 

Y con estos sencillos pasos ya tenemos listo para degustar un refrescante y cremoso helado de créme fraîche y limón


  XOXO ٩(͡๏̯͡๏)۶

¡SIGUEME Y NO TE PIERDAS NADA!
Twitter Facebook Instagram Pinterest Google+
Leer más...

Cómo hacer crémé fraîche

Receta para elaborar créme fraîche casera. 


La crème fraîche, es una crema fresca tradicional de la gastronomía francesa, pero que se ha extendido ya a las cocinas de toda Europa. Es una crema espesa, pero a la vez suave, ligeramente acidificada por los cultivos bacterianos que contiene.

Aunque se asemejan, no hay que confundirla con la sour cream (crema agria). La créme fraîche es menos amarga y más grasa. Y a diferencia de la crema agria, no se corta cuando se hierve.

Usos en la cocina 

Se emplea en todo tipo de elaboraciones; sopas, salsas, repostería y postres.

En recetas saladas, se emplea para realizar salas, cremas, purés, acompañando pescado y ensaladas. También para realizar tartas y tartaletas saladas

En recetas dulces, se utiliza como sustituto de la nata montada o el yogur en algunas recetas, se puede endulzar con azúcar o miel. O como sustituto de la mantequilla en tostadas, o sobre galletas y tortitas. Como acompañamiento de tatas, pasteles y fruta fresca. Para hacer helados o sobre ellos como topping.


Podemos encontrar créme fraîche en tiendas en formato de tarrinas, pero también es fácil de preparar en casa.

Como preparar créme fraîche


  1. Echamos la nata en un frasco o bol
  2. Añadimos las cuatro cucharadas de yogur
  3. Removemos todo bien
  4. Cerramos el frasco. O pasamos la mezcla a uno y cerramos. 
  5. Cubrimos el frasco con un pedazo de papel de cocina y lo amarramos con una goma o cuerda
  6. Dejamos reposar en un lugar templado (de 20º a 25º) entre 12 a 24 horas. 
  7. Cuando veamos que ha espesado la pasamos al frigorífico. 


Debemos esperar unas 24 horas de refrigeración antes de utilizar. Se conserva en el frigorífico por una semana aproximadamente. 

Ha sido sencillo, ¿no? ya puedes ir pensando en todas las recetas que vas a hacer con créme fraîse

XOXO ٩(͡๏̯͡๏)۶

¡SIGUEME Y NO TE PIERDAS NADA!
Twitter Facebook Instagram Pinterest Google+
Leer más...